domingo, 26 de octubre de 2014

¿Por qué?

    ¿Por qué? Una pregunta de una persona ingenua. 

  Los niños a esa edad resultan ofensivos porque todo lo quieren saber, aún más si lo dicen gritando. ¿Qué razón pretendía saber si ni siquiera lo iba a entender? ¿Qué respuesta se le podía dar? Pues cualquiera porque no hubiera sido capaz de comprenderlo y, en ese momento, lo hubiera aceptado como válido. 

    Una voz femenina, con un timbre que intuía mayoría de edad, dijo: para evitar que te posean los demonios. Esa es la respuesta idónea para esa pregunta que formuló una moribunda niña etíope. 



6 comentarios:

  1. ¿y porqué tío?
    así son mis sobrinos, afortunadamente ya crecieron. queda una pequeña por ahí dando lora

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo dos adorables sobrinos y me encanta que hagan esa pregunta. Ojalá la hagan siempre. Es fundamental. Un abrazo y muchísimas gracias por dejarte caer por aquí. Eres muy amable.

      Eliminar
  2. La crueldad del "ser humano" no conoce límites. No hay peor muestra de machismo que el aplicado, promovido y perpetuado por la mujer disfrazándolo de absurda tradición. Lo siento por esas pobres víctimas que por más respuestas que les den jamás conseguirán entender nada. Ni yo tampoco. Gracias por hacerte eco de su sufrimiento, Ana Lía. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro. A mí también es lo que más me entristece. Mujeres que han sido víctimas del mismo abuso son las que lo llevan a cabo. Es horrible. Gracias a ti. Un enorme abrazo

      Eliminar
  3. Cruel realidad la que enfrentan algunos debido a creencias arcaicas.
    Durísimo micro, Ana Lía. Has creado un conmovedor relato con muy pocas líneas.
    Muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Federico. Sí, es cruel pero es como es la vida y nuestra pasividad. Un besote

      Eliminar